Fraudes por sustitución de SIM

Una tarjeta SIM es un pequeño chip en tu teléfono que actúa como conexión entre tu cuenta y tu teléfono. Tu teléfono utiliza una tarjeta SIM para conectarse con la red móvil. A través de la conexión SIM, tu proveedor de servicios móviles vincula el teléfono con tu número y cuenta.

Lo que debes saber acerca de los fraudes por sustitución de SIM

Los ladrones tienen una gran motivación para encontrar maneras de robar tu número de teléfono. Y no es necesario que tengan tu teléfono físicamente.

Primero, eligen a una persona que tenga cuentas en línea valiosas. Estas pueden incluir una cuenta financiera con mucho dinero o una cuenta de medios sociales con una gran cantidad de seguidores.

Si te eligen como blanco, los ladrones reúnen información personal sobre ti, como tu email, tu dirección y números de teléfono. Pueden intentar engañarte para que reveles información personal a través del phishing o la ingeniería social. Aunque, en general, obtienen la información mediante algunas búsquedas simples a través de internet o redes sociales.

Una vez que tiene la información, pueden llamar a tu proveedor de telefonía, haciéndose pasar por ti, e intentar realizar una "sustitución de SIM". Convencerán a tu proveedor de servicios móviles para que reemplace la tarjeta SIM en tu teléfono por una que tengan en su poder. Si lo consiguen, la red móvil comenzará a enviar las llamadas y los mensajes de texto a la nueva tarjeta SIM, que en realidad es el teléfono de los estafadores.

Esto desactivará tu teléfono, y los estafadores comenzarán a recibir tus llamadas y mensajes de texto en su equipo, incluidos los mensajes de texto de autenticación, números PIN únicos o respuestas de llamadas telefónicas. Esto significa que los ladrones pueden obtener acceso a tus cuentas financieras o redes sociales.

Cómo ayuda Cricket

Los ladrones cambian sus tácticas constantemente. Nosotros estamos continuamente buscando maneras de mejorar las medidas de seguridad, como por ejemplo: 

  • Diseñando herramientas para que sea más difícil que alguien se haga pasar por ti
  • Desarrollando métodos mejorados de autenticación para ayudar a prevenir la actividad fraudulenta
  • Capacitando a los empelados y los clientes para que reconozcan mejor los intentos de suplantación de identidad
  • Ampliando el servicio de ayuda y detección de fraudes
  • Aplicando tecnología avanzada para detectar y frenar posibles sustituciones de SIM no autorizadas

Lo que puedes hacer tú

Estos fraudes le pueden suceder a cualquiera. A continuación, incluimos algunos consejos para ayudarte a evitar que se apropien de tu número:

  • Agrega medidas de "seguridad adicionales" a tus cuentas Cricket Wireless Wireless. Si creas un código de acceso único en tu cuenta Cricket, en la mayoría de los casos te pediremos que proporciones ese código antes de poder realizar cualquier cambio significativo, incluyendo la portabilidad iniciada a través de otro proveedor. Puedes obtener más información sobre códigos de acceso.
  • No compartas información personal en línea. No publiques, o al menos limita cuidadosamente, información en las redes sociales que pueda ser utilizada por un ladrón para obtener acceso a tus cuentas o convencer a alguien de que él es tú. Esto incluye nombres legales, fechas de nacimiento e información que pueda ser la respuesta a una pregunta de seguridad, como el nombre de tu mascota, tu mejor amigo o la mascota de tu escuela secundaria.
  • Mantén limpia la bandeja de entrada de tu email. Borra las facturas de teléfono, resúmenes bancarios y otros emails que puedan incluir información personal. No guardes contraseñas, códigos de acceso o números pin en cuentas de email no cifradas o no protegidas. Esto ayudará a reducir el riesgo de que tu información sensible caiga en manos equivocadas.
  • Cambia el PIN de tu cuenta y la contraseña que usas en línea periódicamente y no la compartas con otros usuarios.

Si crees que tu tarjeta SIM ha sido sustituida sin tu consentimiento, ponte en contacto inmediatamente con tu proveedor. Además, contacta con las entidades financieras correspondientes y con tu proveedor de email para proteger tus cuentas.

Consulta nuestra página sobre Protección contra Fraude para obtener más información acerca de cómo puedes protegerte en Internet.